BLASPHEMY — Parte II: Invocando al Ángel Caído de la Condenación

Una vez extendida por el mundo subterráneo la plaga blasfema con su demo «Blood Upon the Altar», y luego de conseguir un modesto contrato con el sello independiente Wild Rags, el culto canadiense se dispone a grabar su legendario álbum debut. Pero los espíritus de los sepulcros profanados se interpondrían en su camino.

Eclécticos en sus gustos musicales, los integrantes de BLASPHEMY (especialmente Black Winds) no desperdiciaban oportunidad para citar en sus entrevistas a fanzines sus mayores influencias. Cuando le preguntaban; aparte de mencionar los implicados de siempre DISCHARGE, (BATHORY, HELLHAMMER, SARCÓFAGO, BEHERIT), recomendaba piezas musicales como «Una Noche en Monte Calvo» de Mussorgsky, «Rito de la Primavera» de Stravinsky o las sinfonías Quinta y Sexta de Gustav Mahler «para cualquier practicante de magia negra ocultista, satanista, o cualquier intro de BLASPHEMY». [Holocaust #4, 1990]. Por ello, no es de extrañar que la banda haya tomado fragmentos de distintas piezas para utilizarlas en su álbum debut «Fallen Angel of Doom».

Reversado y a menor velocidad, lo que se escucha al inicio de la canción Winds of the Black Godz es la pieza O Weiche Lust, perteneciente al Acto I de la òpera «Fidelio» del compositor alemán Ludwig Van Beethoven.

Imagen de previsualización de YouTube

De igual manera, se tomaron apartes de obras como «Cuadros en una Exhibición» de Mussorgsky, la «Suite Escita» de Prokofiev y el «Pájaro de Fuego» de Stravinsky para los interludios del álbum.

Imagen de previsualización de YouTube

Pese al poco presupuesto para la grabación (dos mil dólares de la época) y los ingentes esfuerzos realizados en el estudio para darle al álbum un sonido mucho más poderoso que lo logrado en el demo, «Fallen Angel of Doom» fue víctima de un error de postproducción que arruinó la mezcla final, sepultando el sonido de la guitarra bajo la aporreante percusión, además de una mutilación criminal en la presentación del álbum.

BLASPHEMY junto al ingeniero de grabación Lee Osanic, durante las sesiones de grabación de «Fallen Angel of Doom»; el tipo de la gorra en la parte de atrás es Marco 'Sodomizer' [Foto tomada del sitio web de Fiasco Bros Studios].

BLASPHEMY junto al ingeniero de sonido Len Osanic, durante las sesiones de grabación de «Fallen Angel of Doom»; el tipo de la gorra en la parte de atrás es Marco ‘Sodomizer‘ [Foto tomada del sitio web de Fiasco Bros Studios].

 Llena de errores ortográficos y letras incompletas, las líricas de ‘Hording of Evil Vengeance‘, ‘Darkness Prevails‘ y ‘The Desolate Ones‘ fueron omitidas —al parecer adrede por la misma banda— para evitar incrominarse a sí mismos. «Fallen Angel of Doom» también se hizo famoso por las fotos de la contracarátula…

Contracarátula del álbum «Fallen Angel of Doom». [Nótese la foto de Black Winds en la esquina superior izquierda, y el Desecrator Demon en líneas blancas de la parte superior central]

Contracarátula del álbum «Fallen Angel of Doom». [Nótese la foto de Black Winds en la esquina superior izquierda, y el Desecrator Demon en líneas blancas de la parte superior central]

…que muestran la profanación nocturna de una tumba en el antiguo cementerio victoriano de Mountain View, en la ciudad de Vancouver. Según parece, durante la sesión de fotos en el cementerio y justo en el momento que Black Winds prendía fuego a una lápida, pasaba por allí una patrulla de policía. La banda fue arrestada por daños en propieda pública y, aunque fueron puestos en libertad poco despúes, los cuatro estuvo yendo a la corte durante un año hasta que los cargos fueron retirados.

Las tres lápidas en la contracarátula del álbum «Fallen Angel of Doom» con sus respectivos "dolientes" [Foto tomada del foro de Nuclear War Now!]

Las tres lápidas en la contracarátula del álbum «Fallen Angel of Doom» con sus respectivos “dolientes” [Foto tomada del foro de Nuclear War Now!]

Que la policía hiciera rondas de rutina en el cementerio no era gratuito; en aquel entonces el vandalismo de tumbas en los cementerios de Ross Bay y Mountain View eran asunto de interés público. Según un artículo publicado por la Sociedad de Cementerios Antiguos de Victoria, Canadá (Old Cemeteries Society of Victoria) el número de lápidas profanadas entre marzo y abril de 1988 fue de 24, con una persona de 19 años capturada en flagrancia, mientras que el número de lápidas profanadas en el mismo cementerio aumentó a 50 en febrero de 1989, con tres personas capturadas; dos de 18 años y una de 16. ¿Casualidad? Para nada. ¿Coincidencia? ¡Definitivamente!

«Fallen Angel of Doom» — Wild Rags Records, 1990

«Fallen Angel of Doom» — Wild Rags Records, 1990

Aunque las ilustraciones del artista gráfico francés Chris Moyen se han asociado con el fan club de BLASFEMIA y SARCÓFAGO que manejaba “Evil” Ludo Lejeune en Francia, la emblemática portada del álbum fue dibujada por una amiga de la banda identificada simplemente como “Connie”, mientras que en la contracarátula se muestra al Desecrator Demon, el demonio profanador, diseñado por un tatuador de Vancouver, o tal vez por la misma “Connie”. Sin embargo, para el ojo atento no pasa inadvertida la similitud de esta imagen con un detalle del cuadro «Los Condenados», del pintor renacentista italiano Luca Signorelli (c. 1450 – 16 de octubre 1523).

Esta pintura elaborada entre 1499 y 1502, fue utilizada como imagen e inspiración por los brasileños EXPULSER para la carátula del álbum «The Unholy One» (1992) y para el àlbum «Zygotical Sabatory Anabapt» (1996) de la banda ABHORER de Singapur.

EXPULSER, «The Unholy One» (1992) & ABHORER, «Zygotical Sabbatory Anabapt» (1996).

EXPULSER, «The Unholy One» (1992) & ABHORER, «Zygotical Sabbatory Anabapt» (1996).

El fresco al óleo, que se encuentra en la pared del altar de la capilla de San Brizio, catedral de Orvieto, representa la escena de los condenados del Infierno de Dante: un grupo de almas desnudas se arremolinan en la ribera del Aqueronte, en una representación tan surrealista que casi puede sentirse el clamor de los demonios y los gritos desesperados de los condenados. He aquí la imagen completa:

«Los Condenados», de Luca Signorelli. Fresco al óleo en la capilla de la

«Los Condenados», de Luca Signorelli. Fresco al óleo en la capilla de la capilla de San Brizio, capital de Orvieto.

«Fallen Angel of Doom» sale a finales de septiembre de 1990, germinando así una nueva y virulenta cepa de metal negro, inspirando toda una generación de bandas que seguirían los pasos de la horda canadiense, La placa tuvo tanta acogida en el undergroudn que se hablaba de un concierto en Singapur junto a SARCÒFAGO, programado para enero de 1991, pero que se canceló a última hora.

La sensación causada por BLASPHEMY puede entenderse si se tiene en cuenta que, a la fecha, pocos eran sus contemporáneos que tuvieran semejante fiereza, y que los pocos escasos contendores estaban desarrollando un estilo de black metal inspirado en sus regiones de origen: los suizos SAMAEL seguían los pasos de sus coterráneos HELLHAMMER; los griegos ROTTING CHRIST tenían esa magia m´sitica de sus tierras, y la frialdad nórdica expresada en los parajes congelantes evocados por MAYHEM y los sombrìos BEHERIT, cada uno de ellos pionero en su propio estilo y estética.

BLASPHEMY con la Diosa de la Perversidad (Goddess of Perversity(, encargada de "mantener en alto los niveles de perversidad de la banda". Saquen sus propias conclusiones. [Foto tomada de los archivos de "Evil" Ludo].

BLASPHEMY con la «Diosa de la Perversidad» (Goddess of Perversity), encargada de “mantener en alto los niveles de perversidad de la banda”. Saquen sus propias conclusiones. [Foto tomada de los archivos de “Evil” Ludo].

El álbum se vendió por miles: según el propio Richard C. de Wild Rags, vendiendo 4.500 copias del álbum en el primer mes. Para mayo de 1991 las ventas superaban las seis mil copias, pero los meses habían pasado y la banda no veía mucho dinero por concepto de regalías. La serie de excusas, pretextos, y los tres cheques enviados a Black Winds, cada uno por apenas 300 dólares, colmaron la paciencia de la banda, quienes decidieron hacer una visita sorpresa a la tienda de Wild Rags.

Para junio de 1991, el dueño del sello, Richard C., se declaró en bancarrota; enfrentaba cargos de fraude por evasión de impuestos y estaba a punto de ir a la cárcel. La banda irrumpió en el local y se llevò consigo todo el material y merchandising que pudieron, a manera de compensación lo que ellos consideraban un robo por parte de Wild Rags.

Richard C. en su tienda de Wild Rags.

Richard C. en su tienda de Wild Rags.

[Pese a ello, Richard C. seguiría con Wild Rags hasta enero de 1999, prensando y licenciando álbumes y demos de bandas que, con el tiempo, serían primordiales en la definición del metal extremo, como BEHEMOTH, EMPEROR, ORDER FROM CHAOS, THERGOTHON, CENTINEX, IMPETIGO y DYING FETUS (estas dos últimas bandas, hasta el día de hoy, sólo tienen buenas palabras para Richard y Wild Rags; tal vez cada quien habla de cómo le fue en la fiesta). Finalmente, el gobierno confiscó la mercancía restante de la tienda y el sello, rematando el lote en una subasta. Según Patrick Ramieri, guitarrista de HELLWITCH, a la subasta acudieron los integrantes de SADISTIC INTENT, quienes compraron todo el lote, con el tiempo lo venderìan en la tienda especializada que tiene la banda en Los Ángeles. Lo que por agua viene, por agua se va].

Desencantados al no recibir los pagos prometidos, y habiendo suspendido sus conciertos debido a las citaciones en la corte, y BLASPHEMY comenzaba la búsqueda de un nuevo sello.

Parte I: Inicia la blasfemia
Parte III: Invocando los dioses de la guerra

BLASPHEMY - «Desecrator Demon»

BLASPHEMY – «Desecrator Demon»

Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “BLASPHEMY — Parte II: Invocando al Ángel Caído de la Condenación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *