«Hell Awaits» 1985-2020 — ¡35 AÑOS! (Parte I: Camino al Infierno)

El segundo álbum de SLAYER redefinió el metal, abriendo las puertas del infierno para el metal extremo. Aquí te contamos cómo se hizo.

Dicen que el camino al infierno está pavimentado con buenas intenciones. Pero el camino de SLAYER para llegar a «Hell Awaits fue uno muy tortuoso. Esta es su historia.

EL CAMINO AL INFIERNO

Contrario a lo que podría esperarse, 1984 no había iniciado con pie derecho. Si bien recién habían lanzado «Show No Mercy» en diciembre del año anterior, y tenìan una gira por hacer, en las filas de SLAYER existía cierta tensión. Durante los primeros días de enero de 1984, Kerry King se había unido a Dave Mustaine, exguitarrista de METALLICA, quien estaba buscando un segundo guitarrista para su nueva banda, y le invitò a tocar juntos. Esta invitación, que halagò sumamente a King, obviamente, no caló muy bien entre sus compañeros de SLAYER; Hanneman y Araya contemplaron la posibilidad de buscar un nuevo guitarrista.

King siempre había admirado a Mustaine y su estilo de tocar en METALLICA. Le impresionaba còmo el rubio guitarrista hcìa su sus solos en tarima sin mirar por un instante a su guitarra. Entusiasmado ante la posibilidad de aprender de alguien que era reconocido en toda la Costa Oeste por su destreza con las seis cuerdas, la primera presentaciòn de Kerry King como integrante de la nueva banda de Mustaine fue el 14 de enero de 1984.

Imagen de previsualización de YouTube

[Minuto 36:00 – alguien le grita a Mustaine «Kirk Hammett sucks! y Mustaine responde: «I know! I know!»]

Consciente de la reputación que había labrado para sì durante sus días en METALLICA, Mustaine comenzò a programar una extensa agenda de presentaciones para su nueva banda… ¡justo en plena gira del «Show No Mercy»! No pasarìa mucho tiempo para que King se diera cuenta que estar en ambas bandas era inviable, así que tomó una decisión. Luego de otra fecha en enero y tres màs en febrero de 1984, Kerry King renunciò a la banda de Mustaine y regresò a las filas de SLAYER. Y asì fue como Kerry King fue, durante un breve tiempo, integrante de MEGADETH.

Aunque tiempo después King admitirìa que la verdadera razón de su salida era que tocar en ambas bandas le demandaría más tiempo y dedicación de lo previsto, la explicación que dio King en aquel entonces fue que, para él, las canciones de MEGADETH eran “muy suaves”, iniciando una rencilla entre ambos guitarristas que ha sido intermitente desde entonces. SLAYER, entre tanto, continuò con su gira hasta el mes de mayo.

SLAYER, c. 1985

SLAYER, c. 1985

Hecha de manera autogestionada (esto es, con recursos propios), casi con las uñas, y sin generar ganancias para la banda, la gira promocional del «Show No Mercy» fue un éxito promocional. Las 15.000 copias vendidas del álbum hasta ese momento eran inauditas para un sello independiente que apenas comenzaba (teniendo en cuenta que lo máximo alcanzado hasta entonces por Metal Blade eran 5.000 copias). Motivado por ello, Brian Slagel, dueño del sello y productor del álbum, no tenía duda: SLAYER debía grabase un nuevo álbum. Luego de una docena de conciertos entre San Francisco y Los Ángeles entre marzo, abril y mayo, SLAYER estaban listos para su primera gira.

Te puede interesar: gira «Show No Mercy» y grabación de «Haunting the Chapel»

Primer concierto de la gira «Haunting the West Coast», junio 21 de 1984.

Primer concierto de la gira «Haunting the West Coast», junio 21 de 1984.

El EP «Haunting the Chapel» sale en junio de 1984 y el 21 de ese mes la banda se embarca en su “Haunting the West Coast Tour”, una gira por la costa Oeste de Estados Unidos, que se extiende hasta mediados de agosto. Terminado este ciclo, Araya y compañía hacen una pausa en la acción: durante el mes de septiembre y parte de octubre, SLAYER graba su segundo álbum, «Hell Awaits».

A mediados de octubre, y terminada la grabación del álbum, la banda inicia su gira «Haunting North America» . Luego de seis fechas en Canada, bajan por la Costa Este y, luego de varias ciudades en Estados Unidos, terminan la gira el 30 de noviembre en San Antonio, Texas.

SLAYER cerrarìa el año con dos presentaciones a finales de diciembre de 1984, preparàndose para lo que se venìa. Pero a su paso por Nueva York, hicieron otra pieza emblemàtica de la que es preciso hablar.

NO-MUERTOS EN VIVO

El 31 de octubre, durante su paso por Nueva York, la banda aprovechó para cumplir con un compromiso adquirido. La emisora local WBAB Fingers Metal Shop de Nueva York había organizado un evento en homenaje a los deportistas triunfadores en los Juegos Olímpicos de 1984 y Brian Slagel logró «meter» la banda en el evento. El evento se grabó en los Tiki Recording Studios de Glencove, Nueva York, ante un selecto grupo de fans de la banda –según Kerry King, unas 40 personas– la mayoría integrantes de la «Old Bridge Militia», la vieja guardia de acérrimos metaleros de la ciudad, horda de fanáticos del metal underground de la época.

Para deleite de los presentes, SLAYER interpretó una poderosa versión de ‘Black Magic’ seguida por ‘Die by the Sword’ y ‘Captor of Sin’. El sonido capturado quedó mejor de lo esperado. Para no dejar enfriar el momento y generar màs expectativa para el siguiente álbum, a Slagel se le ocurrió prensar un Mini-LP  “en vivo”. 

Imagen de previsualización de YouTube

Procurando completar el material, repitió el ejercicio de grabar cuatro temas adicionales en vivo, pero esta vez en los Track Studios con Bill Metoyer. Las canciones ‘The Antichrist’, ‘Evil Has No Boundaries’. ‘Show No Mercy’, y una versión mucho más densa de ‘Aggressive Perfector’, dedicada a la «Old Bridge Militia». Cabe aclarar que esta versión es una mezcla alternativa de cuando la banda grabó la canción para la compilación «Metal Massacre Vol. 3». De esta manera se complementó el arsenal del Mini-LP «Live Undead», lanzado el 16 de noviembre de 1984.

Tratando de realzar el efecto final, Metoyer echó mano de un recurso muy utilizado en la época, añadiendo sonidos extra de “audiencia en vivo”. Sobre este detalle, el propio Metoyer siempre ha sostenido que la idea inicial era capturar la esencia de SLAYER en vivo, asì la reacción de la audiencia en vivo no hubiera sido capturada en toda su fuerza y extensión por los micrófonos del estudio.  

SLAYER – «Live Undead» EP (1984).

SLAYER – «Live Undead» EP (1984).

La portada, obra de un amigo de la bnda llamado Albert Cuèllar, logró una representación icónica que ha pasado a la posteridad, de los cuatro integrantes de SLAYER en versión zombificada errando entre la niebla nocturna de un cementerio; Lombardo con las baquetas hacia el firmamento nocturno, King y Hanneman con sus BC Rich distintivas y ‘Araya’ mirando fijamente al espectador. Puede luir infantil hoy dìa, pero en su momento los fans amaron la carátula y ese amor ha resistido el paso del tiempo.

SLAYER termina el año con dos presentaciones a finales de diciembre en Berkely, California. La experiencia acumulada en los meses de gira le dio a la banda las «horas de vuelo» necesarias para lograr un sonido en vivo más sólido, a la vez que endurecían su piel, viviendo las alegrías y sinsabores de la carretera y, sobre todo, aprendiendo mediante ensayo y error cómo funcionaba el negocio. Con un álbum y dos EPs propios bajo el brazo, SLAYER había generado suficiente expectativa para su segundo álbum, que ya tenían listo para lanzar al mundo su maldición sonora, una placa que redefiniría el metal extremo.

El infierno esperaba…

Continuando la historia «Hell Awaits» Parte II – El Infierno Develado

FUENTES

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *