«Reek of Putrefaction» 1988-2018 — ¡30 AÑOS!

El álbum que inició la tendencia goregrind (o grindgore según gustos) ajusta tres décadas. He aquí algo de su historia.
Carcass - «Reek of Putrefaction» [carátula original]

Carcass – «Reek of Putrefaction» [carátula original]

Luego de causar ruido con su demo «Flesh Ripping Sonic Torment» de 1987, Carcass entró a los estudios Rich Bitch (hoy conocidos como RB Studios) en diciembre de 1987 para grabar su álbum debut. En ese entonces los “Ritch Bitch Studios” eran una pequeña facilidad en Birmingham especializada en punk/crust donde se habían grabado los primeros álbumes de la banda de hardcore punk SACRILEGE, el primer demo de BOLT THROWER y los debut de UNSEEN TERROR y NAPALM DEATH, todos ellos bajo la batura del productor e ingeniero de grabación Mike Ivory que hacía magia con una consola de ocho canales.

Carcass - «Flesh Ripping Sonic Torment» [carátula DEMO]

Carcass – «Flesh Ripping Sonic Torment» [carátula DEMO]

El estudio ya había ganado cierta reputación, mejorando sus equipos. Valiéndose esta vez de una consola de 16 canales para lograr un sonido decente, el trío de adolescentes que entonces era la banda (Jeff Walker y Bill Steer tenían 18 años, mientras que el baterista Ken Owen apenas 17), estuvo trabajando con Mike Ivory en el proceso: la grabación en sí duró apenas cuatro días, pero los experimentos hechos durante la mezcla no satisfacían del todo a la banda, y estuvieron remezclando una y otra vez durante tres meses. Pese a ello, la suerte no estuvo de su lado.
 
Imagen de previsualización de YouTube
 
Según entrevistas de su guitarrista Bill Steer, cuando ya estaban a punto de terminar el proceso de mezcla, Mike Ivory quiso dar un nuevo sonido a la batería pero, arruinando por completo las pistas. Era marzo de 1988 y el plazo dado por Earache Records se vencía en dos días. La banda contaba con unas cuantas horas para reparar el daño, así que regrabaron todo el álbum en una live session en un día y la mezcla fue hecha a medias durante el día siguiente. Sobra decir que los miembros de la propia banda no estaban particularmente felices con el resultado. Y por eso aparece en los créditos del álbum como ‘Mike It Up Wrongly‘ Ivory (algo así como ‘Mike Hazlo Malamente’ Ivory).
·
Para colmo de males, a la hora enviar la cinta máster, resultó que las frecuencias del bajo eran tan bajas (incluso 26 Hz) que se corría el riesgo de dañar la planta de prensaje, por lo que el acetato tuvo que prensarse a bajo volumen.
·
La pobre calidad del sonido final, producto más del azar que de una intencionalidad, jugó en favor de la agrupación, y hoy en día quienes adoran este primer álbum justo por este detalle son legión.
 
Carcass - «Reek of Putrefaction» [Digipak 2008].

Carcass – «Reek of Putrefaction» [Digipak 2008].

Los créditos por el arte gráfico de la carátula están a nombre de “Gruesome Graphics, Inc“. el seudónimo de Jeff Walker, bajista y vocal de la banda, quien ya tenía en su haber las carátulas de Scum (el álbum debut de NAPALM DEATH). El collage estaba compuesto de imágenes de autopsias humanas tomadas de varias revistas médicas, algo hecho expresamente para provocar una reacción en quien las viera.
 
Imagen de previsualización de YouTube
 
Para las letras, Walker quiso distanciarse un poco de lo cliché que se habían vuelto las letras de death metal sobre asesinos en serie y películas de horror, por lo que decidió llevarlas a otro nivel, dándoles un sentido diferente y más “científico”: valiéndose de un diccionario de medicina propiedad de su hermana, quien recién se había graduado de enfermera, Walker decidió que no había porqué tomarse todo tan en serio, y las letras de ese primer álbum están repletas de terminología médica cargada de una fuerte dosis de humor negro… que para muchos sigue pasando inadvertido. Títulos como ‘Manifestation of Verrucose Urethra‘ (‘Manifestación de Uretra Verrugosa‘) o ‘Vomited Anal Tract‘ (‘Tracto Anal Vomitado‘) parecían títulos apropiados para semejante carátula. Curiosamente, pese al gore de sus letras y carátulas, los tres integrantes de Carcass eran por entonces vegetarianos radicales.
 
Carcass, época del «Symphonies of Sickness» (1989).

Carcass, época del «Symphonies of Sickness» (1989).

El álbum fue bien recibido por la prensa especializada, llegando al puesto #6 en los listados de ventas de música independiente. En su columna publicada en el  prestigioso semanario «The Observer» (hoy parte de «The Guardian»), el reputado disc-jockey de la BBC Jon Peel, creador de las ahora legendarias «Peel Sessions» (grabaciones de sesiones en vivo de bandas emergentes en los estudios de la BBC Radio 1 londinense) declaró a «Reek of Putrefaction» como “álbum del año”, dándole unaire más ‘intelectual’ y ‘artístico’ que, digamos, tres adolescentes de Liverpool haciendo ruido en un estudio de grabación barato y con un disco mal producido.

 
Pese al reconocimiento de la época que les hizo la nueva sensación en la música subterránea de entonces, la controvertida carátula estuvo censurada hasta 2002.Por su parte, el álbum sería remasterizado en varias reediciones, destacándose la edición de 2008 titulada «The Pathologist’s Report» con los cinco álbumes de la banda en ediciones especiales, cada una con un DVD adicional cdocumentando con entrevistas las incidencias de cada grabación, y las versiones en Full-Dynamic-Range que viene haciendo el sello desde 2010.
 
Como nota final, el productor e ingeniero de grabación Mike Ivory, responsable de las grabaciones de los primeros álbumes de Napalm Death, Unseen Terror, Carcass, la banda de hardcore punk Sacrilege y las alternativas Verukes y Fuzzbox, murió en julio de 2017.
 

FUENTES

Mudrian, A. Eligiendo Muerte: la improbable historia del death metal y el grindcore (Bazillion Poins, 2005)
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *