SARCÓFAGO — Parte I: La Prehistoria

Los primeros años de SARCÓFAGO están inextricablemente unidos a los orígenes de SEPULTURA, la fundación del sello COGUMELO y del llamado «Ruido das Minas», la escena de Belo Horizonte.  Pero, ¿cómo fue que el país de la samba y las garotas se convirtió en actor fundamental del metal extremo? Esta es el trasfondo.

TODO ESTÁ EN EL CONTEXTO

Brasil, 1985. Eran los últimos días de la dictadura y la transición a la democracia. Luego de dos décadas de régimen militar que los brasileños llaman «el tiempo del plomo», la época marcada por brutales represiones policiales y la censura de la prensa y la libre expresión, el férreo control y la opresión de la sociedad civil, estaban a punto de terminar. [Sobre la censura durante los primeros años de la dictadura, recomendamos este artículo].

La política económica proteccionista del régimen había logrado mantener hasta 1971 el “milagro económico” conseguido por el gobierno democrático de Juscelino Kubitschek en la década anterior, pero la alianza ente los militares y los empresarios habian llevando al país a un fuerte contraste entre la prosperidad económica de las élites y la enorme pobreza de las favelas, las barriadas de las grandes ciudades. El proceso de industrialización del país y las reformas económicas iniciado en el gobierno democrático de Kubitschek habían convertido a Brasil en la novena economía mundial, pero la dictadura trajo consigo una mayor brecha entre las clases sociales y una marcada inestabilidad política. [Para conocer más sobre los años de la dictadura en Brasil, recomendamos el podcast de Diana Uribe al respecto]:

Imagen de previsualización de YouTube

Sin embargo, pese a haber alcanzado cierta popularidad y conseguido mantener una pujante economía, la dictadura fue incapaz de sortear la inestabilidad causada por las crisis económicas de los años 70, y para mantenerse en el poder aumentó su brutal opresión, incrementando la presión tanto de la sociedad civil brasileña como de la comunidad internacional. Pese a la dura represión,los millones de personas que salían a marchar por las calles de Sao Paulo, Río de Janeiro y otras ciudades del país en marzo y abril de 1984 evidenciaron que el gobierno militar no podría sostenerse por mucho tiempo.

Esta situación forzó al régimen de Joao Figueiredo, presidente de la junta militar en el poder, a declarar una amnistía general el 28 de agosto de 1979, comenzando así el camino de transición a la democracia conocido como «abertura» (apertura). La idea de ceder el poder a los civiles no simpatizó mucho a los militares de la “línea dura”, que iniciaron una escalada de ataques terroristas detonando bombas e imponiendo el toque de queda en las principales ciudades del país. Finalmente, la transición a la democracia se completó el 15 de enero de 1985 cuando el Colegio Electoral anunció el nombramiento del opositor Tancredo Neves como presidente, y su ceremonia de posesión marcó el inicio de la llamada «Nova República». Era el 15 de marzo de 1985.

Tancredo Neves, primer presidente de la «Nova Republica».

Tancredo Neves, primer presidente de la «Nova Republica».

Durante este «apertura» sucedieron dos hechos que tuvieron un papel fundamental en el inicio y desarrollo del heavy metal en Brasil: la visita de KISS en junio de 1983 y la primera versión de Rock In Rio, en enero de 1985.

LOS MONSTRUOS DEL ROCK VISITAN BRASIL

Celebrando sus primeros 10 años de carrera musical, la agrupación de hard rock KISS cerraba su gira «Creatures of the Night», con tres fechas en Brasil, en apoyo del álbum del mismo nombre. La visita de KISS tuvo cubrimiento por televisión nacional en horario estelar durante toda su estadía; al fin y al cabo, el disco había vendido más de 100 mil copias en Brasil y su presentación en el Estadio Maracaná de Río de Janeiro reunió a más de 137 mil personas, convirtiéndose en la mayor audiencia que ha tenido KISS en toda su historia.

Imagen de previsualización de YouTube

El último concierto de la gira, realizado en el Estadio Morumbí de Sao Paulo el 25 de junio de 1983, marcaría la última vez en que KISS haría un concierto con maquillaje. No volverían a hacerlo hasta 1996. Dos días antes de esta presentación, el 23 de junio de 1983, KISS se había presentado en el Estadio Mineirao de… Belo Horizonte.

Por su parte, la primera versión del festivla Rock In Rio realizada en Río de Janeiro entre el 11 y el 20 de enero de 1985, tuvo lugar justo durante el alba de la «Nueva República». reuniendo a la crema y nata del rock mundial: Yes, Queen, Scorpions, AC/DC, Ozzy Osbourne, Whitesnake y Iron Maiden se presentaron ante un público de 350.000 cada noche. [De este evento es famoso el incidente que tuvo Bruce Dickinson; mientras interpretaba ‘Revelations’, el vocalista de Iron Maiden se golpeó con las clavijas de la guitarra de Dave Murray, abriéndose una ceja. Dickinson continuó cantando pese al profuso sangrado de la herida. Ver minuto 01:56 – 02:26]:

Imagen de previsualización de YouTube

Por su parte, las presentaciones de Queen fueron transmitidas en directo por la cadena Globo de Brasil, con una sintonía de más de 200 millones de personas.

Imagen de previsualización de YouTube

Si estas cifras parecen exageradas para 1985, hay que tener en cuenta que el rock ya tenía un fuerte arraigo en la sociedad brasileña.

ROCK IN BRASIL

Al igual que sucedió con muchos países en Iberoamérica, el rock llegó a Brasil en la década de 1950 con la película Blackboard Jungle, que presentaba el himno Rock Around the Clock, sólo que hacia 1958 los primeros grupos de rock brasileños alcanzaron el estatus de super-estrellas en su propio país, similar al que los Beatler tendrían en Estados Unidos años después. Durante los años 60, el éxito del rock n’ roll en Estados Unidos motivó a los DJs y las casas disqueras brasileñas a buscar y promover artistas de su propio país, todo ello pese a la conservadora tradición católica de la sociedad brasileña.

La fusión del rock psicodélico con ritmos tropicales en los años 60, el llamado ‘rock rural’ de los 70, la gigantesca manifestación hippie del festival de verano de Guaraparí de 1971 (el ‘Woodstock’ brasileño), abrieron las puertas a la primera presentaciòn en Brasil de un artista internacional de rock, con ALICE COOPER en 1974.

Imagen de previsualización de YouTube

Por su parte, el Primer Festival de Iacaranga de 1975 (hito de la música subterránea en plena dictadura) y la visita de GÉNESIS en 1977 aumentaron la popularidad del rock en el país.

En 1982 se funda Punk Rock Discos y se celebra el primer festival O Començo do Fim Do Mundo, que congregó a las pandillas y bandas rivales de punk, siendo desde entonces uno de los mayores festivales de punk del mundo. Este movimiento permitió el surgimiento de las primeras recopilaciones de hardcore punk como el vinilo «Grito Suburbano» prensado por Punk Rock Discos (1982).

Imagen de previsualización de YouTube

Ese mismo año se prensa de manera independiente en la ciudad de Belém, al norte de Brasil, el álbum debut de STRESS, la primera agrupación de heavy metal de país, formada en 1977.

SURGE EL METAL

La música, al igual que toda expresión artística, proporciona una vía de escape y una forma de sublimación de los sentimientos y emociones más fuertes y profundas del espíritu humano. Para la generación de la «apertura», cuyos primeros años de adolescencia coincidieron con los últimos de la dictadura, crecer en medio de una acelerada industrializción y expansión urbana en medio de bombas y toques de queda, de opresión, represión, desapariciones y censura estatal, verse de repente sumida en una vorágine de rápidos cambios sociales, con acceso a infinidad de información imposible en tiempos del régimen militar, significó acceder a formas de música cada vez más extremas que les sirvieron de válvula de escape. El grito de rebelión se escuchó fuerte en las favelas brasileñas y de las periferias de las grandes ciudades se dejaban sentir las vibraciones de la música subterránea.

SUB - Split de las bandas RATOS DE PORAO, COLERA, PSYKOZÉ, FOGO CRUZADO (1983).

SUB – Split de las bandas RATOS DE PORAO, COLERA, PSYKOZÉ, FOGO CRUZADO (1983).

Aunque la capital de la escena hardcore punk era Sao Paulo, cuna de la seminal banda RATOS DE PORAO (1981), en ese Estado también se formaron los pioneros VULCANO (1981), los thrashers KORZUS (1983) y la banda de heavy metal VIPER (1985), la primera agrupación de André Matos (ANGRA). Río de Janeiro no se quedaba atrás; la ciudad carioca era la sede de DORSAL ATLANTICA. Formada en 1982, esta sería una agrupación pionera al unificar en su propuesta elementos del punk, el hard rock y el heavy metal.

Imagen de previsualización de YouTube

Grabado en 1984, el split «Ultimatum» reunió a DORSAL ATLANTICA y METALMORPHOSE y se lanzó el 11 de enero de 1985 (el primer día de Rock In Río), convirtiéndose en el primer acetato de thrash metal de Brasil. Toda esta corriente de música telúrica llegó rápidamente a la capital del Estado de Minas Gerais, la ciudad de Belo Horizonte.

EL RUIDO DE MINAS

Si pudieras viajar en la máquina del tiempo a 1985 y sobrevolar la ciudad brasileña de Belo Horizonte un sábado por la tarde justo sobre la Avenida Augusto Lima, entre las calles Río de Janeiro y Espíritu Santo, seguramente verías una enorme mancha negra arremolinándose frente a la tienda Cogumelo, punto de encuentro para los metaleiros de la ciudad. Abierta el público desde 1980 por Joao Eduardo Farías, Cogumelo se había convertido en referente para la escena subterránea del Estado de Minas Gerais, y tanto Joao como su esposa Pati comenzaron a ver el surgimiento del heavy metal y hardcore punk en los conciertos que se hacían en Belo Horizonte, donde la música era mucho más fuerte, cruda y agresiva que en Sao Paulo o Río de Janeiro. En uno de esos conciertos, Joao y Pati encontraron una banda que le cambiaría sus vidas para siempre.

El 4 de diciembre de 1984 en el extinto Bar Roliche de Belo Horizonte, se presentaban dos agrupaciones locales: OVERDOSE, una agrupación de heavy metal proveniente de la clase media de la ciudad, inspirada en Dio y Iron Maiden, y un trío de escuálidos adolescentes de la barriada Santa Tereza que decían llamarse SEPULTURA. Conformada por Wagner “Antichrist” (de 14 años) en la voz principal y los hermanos Igor “Skullcrusher” (de 14 años) y Max “Possessed” (de 15 años) en batería y guitarra, respectivamente, la banda no tuvo quién se hiciera cargo de las cuatro cuerdas esa noche ya que su bajista, Paulo “Destructor” (también de 15 años), estaba de paseo fuera de la ciudad con su familia.

SEPULTURA (1984) - De izq. a der., Max "Possessed", Wagner "Antichrist" e Igor "Skullcrusher".

SEPULTURA (1984) – De izq. a der., Max “Possessed“, Wagner “Antichrist” e Igor “Skullcrusher“.

El concierto lo abrió OVERDOSE, que tenía un público cuantioso para la época, y cuando comenzó SEPULTURA, más de la mitad de los asistentes abandonaron el lugar. Sin embargo, esto no fue obstáculo para que el trío causara una impresión favorable en Joao y su esposa, quienes se acercaron a la banda una vez hubo finalizado su presentación.

Para estar al tanto de los ires y venires de la escena local, Joao y Pati tenían una fuente de primera mano en Vladimir Korg, que luego sería vocalista de CHAKAL. Vladimir trabajaba en la tienda Cogumelo y mantenía a sus jefes al tanto de cuáles bandas estaban haciendo qué y con quién. Aprovechando la coyuntura del momento, la pareja de esposos organizó el primer Metal BH Festival en marzo de 1985 y Joao Eduardo se aventuró a prensar un acetato que reuniera las dos bandas más representativas de la escena local.

En principio, las más opcionadas eran la ya mencionada OVERDOSE y otra agrupación llamada SAGRADO INFERNO, tal vez la primera banda de heavy metal de Minas Gerais, formada en Belo Horizonte en 1983. Sin embargo, una pelea entre Silvinho, guitarrista de SAGRADO INFERNO, y Joao Eduardo de Cogumelo, le arrebató a SAGRADO INFERNO la oportunidad de aparecer en ese primer acetato del nuevo sello. Sin una segunda banda, Joao Eduardo decidió seguir la recomendación de Vladimir, quien desde hacía meses estaba terciando para que en el split estuviese SEPULTURA. Hablando de peleas, fue justo debido a una pelea entre Wagner Lamounier y Max Cavalera que el primero decidió salir de las filas de SEPULTURA.

Imagen de previsualización de YouTube

Era marzo de 1985, Wagner no cumplía los 15 años y sólo había tocado dos veces con SEPULTURA (la segunda vez había sido en el «Club Ideal» de Belo Horizonte). Cuando la noticia se supo, Wagner fue invitado por otro par de hermanos a hacer parte de la banda que estaban formando. Wagner conservó su alias de “Antichrist” y los dos hermanos, que se hacían conocer como Zeder “Butcher” (guitarra) y Eduardo “DD Crazy” (batería), le presentaron a un bajista conocido como Juninho “Pussy Fucker”. El cuarteto comenzó a ensayar bajo el nombre de SARCOFAGO. Y aquí comienza nuestra historia.

Parte II: Metaleros Mineirros.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “SARCÓFAGO — Parte I: La Prehistoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *