Exodus en Medellín — Octubre 16 de 2014

Después de recargar energías pasado el periplo hacia Manizales Grita Rock 2014, ya estábamos listos para ir al concierto de EXODUS en Medellín. Les habíamos visto en el Festival Internacional Altavoz 2009 con su anterior frontman Rob Dukes, pero como Steve «Zetro» Sousa estaba de regreso con la banda desde agosto pasado, la motivación era doble.

Las puertas estaban abiertas desde las 6:00 pm, y nuestro ingreso al local fue poco antes de las 7:00 pm, aprovechando para reecontrarnos con viejos conocidos, que estaban allí listos para disfrutar de la velada. La tarima estaba dispuesta y, a juzgar por las pruebas de sonido que terminaban de realizarse, el PA tendría una potencia y calidad como pocas veces se había visto antes.

GOD OF LIES en escena — Fotografía: Nayibe Ballesteros O.

GOD OF LIES fueron los encargados de iniciar la contundente descarga de esa noche. Esta banda, que poco a poco se ha posicionado en la escena local, logró calentar los ánimos con su tema epónimo ‘God of Lies‘, mientras que ‘Final Attack‘ —en la que su guitarrista, Jaider Mejía, arengó al respetable aludiendo a Medellín como una «casa hecha de puro Metal»— motivando a los indecisos que aún seguían afuera del recinto, atreviéndose poco a poco a entrar, guiados por los riffs de la banda, que siguió con ‘Metal Breed‘ y ‘Children of War‘, cerrando con su tema emblema, anunciado como «Unleash THE FUCKING Beast!». En poco menos de media hora, el cuarteto compuesto por Jaider Mejía, el guitarrista Juan Pablo Arroyave (ex BLASPHEMER, ex REVENGE) el baterista Jorge Ceballos (ex ABDOMINAL, ex DETRIKTUSS, ex MELISSA) y Esteban Muñoz (bajo y voz) dio todo de sí, despidiéndose de la concurrencia.

Fabián Esteban de RANDOM REVENGE — Fotografía: Nayibe Ballesteros O. —

La segunda banda en escena fueron los bogotanos RANDOM REVENGE, cuyo álbum debut «Justice of Chaos» ha recibido excelentes críticas, siendo invitados a abrir para bandas como SABATON (en el Alba Heavy Troz Fest del pasado 4 de septiembre) y CARCASS en el Festival del Diablo del 6 de diciembre de 2014. Un quinteto en el que sus cuatro instrumentistas, cada uno diestro en el arma de su elección, brindan la potencia musical para que su vocal, Fabián Esteban Beltrán, inundase el espacio con su potente voz. La agrupación ejecuta una amalgama de Speed/Thrash Metal, en el que los elementos de melodía se mezclan con los cambios de tiempo y la agresividad rítmica marcada por el incesante retumbar de la batería. Terminaban su segundo tema, ‘Cataleptic State‘, cuando Fabián le recordó a su audiencia que «las bandas internacionales vienen, tocan y se van, tal vez no vuelvan, pero las bandas de acá se quedan guerreándola!», iniciando ‘Final War‘ y motivando a los asistentes a meterse de lleno en la música con el grito de «¡Vamos, amigos! ¡Sólo tenemos este rato juntos!», Después de ‘March of the Guilty‘ Fabián presentó a la banda, para anunciar su última canción de la noche, su sencillo ‘Weapons of Mass … PARANOIA!», sosteniendo la voz en la última sílaba, mientras la banda atronaba el Charles de Gaulle y, aunque uno de sus guitarristas tuvo un percance al reventársele una de sus cuerdas, ello no fue óbice para terminar su set con altura. Atención a esta banda, que seguirá dando mucho de qué hablar.

Felipe López Quiceno de DISASTER, haciendo lo suyo en la guitarra — Fotografía: Nayibe Ballesteros O. —

Los bogotanos habían puesto una cuota muy alta y DISASTER se enfrentaba al reto de superarla. Los «desastrosos», como cariñosamente les dicen sus allegados, han mejorado mucho su puesta en escena desde que les vimos en el Metal Medallo de marzo de 2013. Indudablemente, el presentarse de manera incansable durante los últimos 18 meses les ha sentado bastante bien, sin olvidar su previa experiencia; tres de sus integrantes hicieron parte de la desaparecida banda de Heavy Metal local ACERO mientras que su bajista Esteban Arboleda —quien también hace coros— también milita en SPIRITUM, y el carisma de su guitarrista y voz líder, Andrés ‘Morbid Dog‘ Álvarez, ha devenido en beneficio de la banda. Su álbum debut, «Blasphemy Attack», se ha visto con innumerables obstáculos para llegar a manos de quienes lo esperan ansiosamente. La banda inició su set a las 8:35 y temas como el propio ‘Blasphemy Attack‘. ‘Evil Mind‘, ‘Live Alone‘ y ‘Point Fifty‘ fueron los momentos más destacados de su set, y la energía en escena de su guitarrista Felipe López quedó evidenciada cuando se quedó momentáneamente sin instrumento, haciendo un enérgico headbanging hasta que el percance fue solucionado de manera satisfactoria.

La entusiasta concurrencia ante el ataque sonoro de EXODUS — Fotografía: Nayibe Ballesteros O. —

Eran las 9:00 pm y se alistaban los preparativos para la presentación de EXODUS. La voz del ingeniero de sonido se filtraba por el PA, haciendo los ajustes finales, mientras todo se ponía a oscuras y los miemros de la agrupación se preparaban para salir a escena. La aparición del quinteto fue recibida con gritos de júbilo, que se exacerbaron con los primeros riffs de ‘Bonded by Blood‘, empatada con ‘Scar Spangled Banner‘ y, al finalizar esta, el saludo de «Zetro» Souza a la concurrencia llegó con el comentario «Let’s see if you remember this old shit!» asolando con ‘…and Then There Were None‘ y, al decir «Let the Iconoclast sees you free!» tocaron el primero de tres temas incluidos en su set que la banda había grabado con Rob Dukes y que en la voz de Sousa se escuchan inmejorables. La energía del público subía y la de la banda en escena también, alentados por el movimientodel público. «Zetro» continuaba «Alright Medellin! You motherfuckers have a reputation to hold! and all you have to do is heed… THE METAL COMMAND!«. En la pausa siguiente, el vocalista de EXODUS hacía referencia a la larga historia de la banda: «Let’s go back to 1989… it tells you a lot about how long we have been doing this shit…» ‘Fabulous Disaster‘ precedió a ‘Children of a Worthless God‘, un excelente tema de la época de EXODUS con Dukes, para luego descargar otra andanada de clásicos: ‘Piranha‘, ‘Pleasures of the Flesh‘ y ‘A Lesson in Violence‘, fueron descargados sin piedad y los riffs de Gary Holt no se hicieron esperar, revisitando nuevamente su álbum «Tempo of the Damned» con ‘Blacklist‘ y ‘War is My Shepherd‘.

Lee Altus, de HEATHEN / EXODUS, dominando las seis cuerdas — Fotografía: Nayibe Ballesteros O. —

Souza  nos presentó a continuación a los miembros de la banda, comenzando con el bajista Jack Gibson (temporalmente en la banda en 1997 y de tiempo completo desde 2001), para seguir con Tom Hunting, «the motherfucker who invented the Thrash beat!» baterista y único miembro restante de la formación inicial de la banda, cuando EXODUS se fundara en 1979 con el guitarrista Kirk Hammett; la presentación del ucraniano Lee Altus —miembro fundador y activo de HEATHEN, la veterana banda de Heavy/Speed de la Bay Area— precedió al segmento correspondiente a Gary Holt (quien hoy día se desempeña de tiempo completo en SLAYER) quien saludó a la audiencia con las primeras notas del clásico ‘Raining Blood‘, arrancando del público un grito de éxtasis, que pronto dio paso a ‘Toxic Waltz‘ canción que «Zetro» aprovechó para animar y dirigir al público que hizo ‘la pared de la muerte’, empatándolo con el ataque de ‘Strike of the Beast‘, tras lo cual, la banda se despidió de su público, visiblemente emocionados; incluso Gary Holt tomó el micrófono para dirigirse a los asistentes, lamentándose de que su dominio del idioma español no fuera el mejor, porque quería que todos supieran «how much this means to us» y «how much I love you«.

La inimitable presencia escénica de Steve ‘Zetro’ Sousa, capturada en una imagen. — Fotografía: Nayibe Ballesteros O. —

Pero no demoraron en regresar para un bis, integrado por ‘The Last Act of Defiance‘ y, para terminar, «Zetro» anunció «there is only one last thing to tell you Medellin, and that is, ‘Good Riddance’!«, cerrando un brillante set de casi dos horas de duración. El público estaba emocionado y la banda mucho más, con cada miembro de la agrupación tomando un tiempo para agradecer por la energía y la entrega del público, teniendo un cándido gesto pidiendo un aplauso final para su ingeniero de sonido, la persona que se aseguró de que todo saliera a pedir de boca.
En suma, la logísiica fue impecable y la organización del evento se esmeró por ser estricta en los tiempos y cumplidoa en los protocolos. Podemos estar seguros que el público se marchó completamente satisfecho. De nuestra parte, sólo tenemos una objeción.
Después de la contundente presentación de la banda, algunos nos quedamos esperando a ver si por fin se daba la rueda de prensa —o cuando menos la oportunidad de hacerle un par de preguntas a alguien de la banda— ya que nos habían dicho que, probablemente, tendríamos una oportunidad después del concierto. Al fin y al cabo, no pueden culparnos por insistir; es que tener en la ciudad a una banda con cuatro leyendas vivientes del Metal mundial lo ameritaba. Y perder esta oportunidad habría sido imperdonable.
Y sí, se nos había dicho que probablemente ‘después del concierto’ pero el acceso a los pocos medios alternativos de la ciudad que hicimos presencia estuvo totalmente vedado. La organización del evento había hecho una convocatoria a los medios alternativos locales, indagando sobre qué estrategias de cubrimiento se tendrían antes, durante y después del evento, pero al parecer lo que buscaban era ayudarles a hacer difusión —o spam— en redes sociales y registro fotográfico adicional a cambio de una entrada. Cabe la pregunta, si la organización considera tal actividad como «cubrimiento de prensa», o si la banda se había negado de antemano a cualquier contacto con medios, pero de haber sucedido lo segundo, ¿por qué no lo dijeron a tiempo?
No faltará quien señale que no somos periodistas con título universitario, y en ello tienen razón. Pero también es de dominio público —basta con revisar nuestro trabajo— que podemos hacer una entrevista, o cuando menos formular preguntas mucho mejor elaboradas —y con mayor contenido— que la que puedan hacer representantes de los medios de comunicación masiva colombianos. Ejemplos de ello abundan. Basta mencionar los casos de Canal Capital con INQUISITION en 2012 o de UNE TV con CRADLE OF FILTH en 2013.
Pueda ser que los organizadores de eventos de esta magnitud tengan en cuenta este detalle para próximos conciertos, y que las personas encargadas de manejar prensa y coordinar medios hagan algo más que simplemente inundar Facebook compartiendo estados e imágenes promocionales. Haber perdido esta oportunidad es inexcusable; perder otra oportunidad así, sería imperdonable. Como siempre, sus comentarios y sugerencias son bienvenidos. ¡Gracias de antemano!
Please follow and like us:
Pin Share

3 comentarios en “Exodus en Medellín — Octubre 16 de 2014

  1. Notable artículo, algunos detallitos inexactos, pero en general posee la atmósfera y el conocimiento suficiente para remembrar aquel memorable día, me transporté allí de nuevo… Lo de prensa me parece verídico, son cosas por mejorar y aportar a la escena. Saludos con admiración a quienes publican y entre toques nos seguimos viendo llmll

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *